¿CÓMO PREPARAR LA TAZA DE TÉ PERFECTA?

Cometemos muchos errores a la hora de preparar una infusión y por esta razón siempre sabe de una manera diferente. También influyen muchos factores como la temperatura y el tipo de agua que se utiliza, el filtro, el tiempo que se deja en el agua, el lavado de los accesorios....

A continuación os explicamos en 6 sencillos pasos cómo preparar la taza de té perfecta, de esta manera siempre conseguiréis que os salga igual.


1.-Calentar el agua. Preferiblemente con el método tradicional, evitando el microondas. Recomendamos poner un poco de este agua ya caliente en la taza o tetera que vayamos a utilizar, así el cambio de temperatura es mas suave, con esto evitaremos que se estropeen nuestros accesorios.

2.-Verter una cucharadita de té por taza. La cuchara de postre es perfecta, equivale (aproximadamente) a unos 3-4gr. de té, la cantidad justa para una taza. Si preparamos nuestro té en una cantidad de agua mayor, habrá que verter una cucharadita de té por taza y una o dos más de regalo para la tetera, ya que al prepararse en cantidades más grandes la infusión sale más suave de lo habitual.

3.-Servir el agua caliente en nuestra taza o tetera ya con su filtro incorporado. La temperatura ideal para preparar un té es alrededor de unos 85-100º. Retirar del fuego una vez que haya roto a hervir o justo antes de que llegue a ebullición. NUNCA debemos hervir nuestros tés o infusiones, con esto sólo conseguimos que se queme la hoja, amargue el sabor y pierda algunas de sus propiedades.

4.-Dejar en infusion de 2 a 5 min. (dependiendo del tipo de té). Una vez el agua ya caliente y el té están en contacto debemos dejarlos reposar. Lo más importante a tener en cuenta es la temperatura del agua, si el agua está muy caliente el tiempo de infusión será muy corto y si está más bien templada el tiempo de infusión será más largo. Como queremos que a todos os salga siempre igual, dejaremos que hierva el agua y cuando la retiremos del fuego seguiremos estos tiempos:

TÉ BLANCO

1-2 minutos máx.

TÉ VERDE

1-2 minutos máx.

TÉ OOLONG

2-3 minutos máx.

TÉ ROJO

2-3 minutos máx.

TÉ NEGRO

2-3 minutos máx.

ROOIBOS E INFUSIONES

4-5 minutos máx.

5.-Retirar la hoja de té del agua. Una vez pasado el tiempo de infusion, es MUY importante separar la hoja de la infusión ya que si la dejamos en el agua, la hoja sigue su proceso de fermentación y se oxida, esto no es malo para nuestra salud pero no es muy recomendable.

6.-Disfrutar de nuestra taza de té.

PEKOE®